top of page

Glándulas Anales



Los sacos anales contienen dos glándulas situadas dentro del ano de los perros y los gatos que se encargan de liberar una sustancia de mal olor, que lubrica el área para que el animal pueda defecar.


Cada saco anal es un almacén de esta secreción, el conducto excretor se abre en el conducto anal por lo tanto es algo muy delicado que hago yo misma en casa, cada cierto tiempo (anotado por calendario cada 3-4 meses) si no lo limpio yo sólo permito que se lo haga un Medico Veterinario, mas no es algo que dejo que lo hagan en la peluquería. SOLO UN VETERINARIO O YO en mi caso porque sé hacerlo!.


Este procedimiento es algo que no debe hacerse en todos los perros o gatos, hay algunos que tienen esta produccion controlada y nunca llegan a requerir la limpieza, si se estimulan las glandulas vas a forzarlos a que tengan produccion, por lo tanto si no hace falta, NO tocar, el cuerpo en ese caso es capaz de regular este lubricante apestoso.


Para los casos que tienen una produccion normal o excesiva deben hacer la limpieza cada cierto tiempo, tratando de esperar el tiempo maximo para repetirlo, lo cierto es que mientras más limpias, las puedes estimular a tener una mayor producción, a su vez aumentas el riesgo de sufrir problemas que pueden llegar a tener que operarse si se agravan.


En conclusión, los sacos o glandulas anales son algo muy delicado... Desliza la imagen para ver los resultados de un perrito que le limpiaron excesivamente las glándulas, es decir con mucha frecuencia, como dice uno de mis veterinarios de confianza: “Eso si no es necesario NO SE TOCA!!!” Así que a cuidar a sus peludos sobre todo cuando van a la peluquería!!!


コメント


bottom of page