top of page

Combinación de los alimentos



La química del cuerpo puede reaccionar de forma positiva o negativa con los alimentos y sus diferentes combinaciones. La mayoría de las veces se generan pequeños daños internos que no somos capaces de observar o sentir inmediatamente porque son acumulativos, como lo cálculos renales por ejemplo, que no se forman con una sola comida sino con la constante ingesta de alimentos no balanceados, entre otros factores.


La combinación de alimentos describe la forma en que las proteínas, grasas o carbohidratos se pueden combinar en una sola comida para afectar positiva o negativamente el sistema digestivo.


Un sistema digestivo saludable procesa los alimentos y asimila los nutrientes antes de que lleguen al colon. Si ve comida no digerida en las heces de su perro o gato, significa que su sistema digestivo está desequilibrado y debe tratarse.


La combinación de alimentos de forma incorrecta puede obstaculizar la absorción adecuada de nutrientes y la forma en que se asimilan y eliminan del sistema de tu

mascota. Para comprender la importancia de la combinación de alimentos, primero debes comprender cómo el sistema digestivo de tu perro o gato descompone las proteínas, las grasas y los carbohidratos.


La digestión en los perros y gatos comienza en el estómago, a diferencia de la nuestra que comienza en la boca.


Los perros no tienen dientes que se muevan de un lado a otro para masticar; sus mandíbulas se mueven hacia arriba y hacia abajo. Este movimiento desgarra y tritura la carne y los huesos, partiéndolos en pedazos más pequeños para tragarlos. Al carecer de enzimas digestivas en la saliva, los perros dependen de ácidos estomacales fuertes para descomponer su comida.


Las proteínas, grasas y carbohidratos son de naturaleza ácida o alcalina. Esto determina qué enzimas serán secretadas por el estómago y el páncreas para la descomposición de los tejidos y la asimilación de nutrientes.


Las proteínas se digieren principalmente en el estómago, donde requieren un ambiente ácido. Los perros mantienen los alimentos en el estómago durante períodos de tiempo más largos que nosotros los humanos, lo que permite que haya suficiente tiempo para digerir grandes cantidades de proteínas y huesos.


El estómago contiene un pH ácido (pH entre 1 y 2) ácido clorhídrico libre (ácido ya en el estómago) y ácido clorhídrico secretado. Junto con la enzima pepsina estas secreciones descomponen las proteínas y los huesos en vitaminas, minerales y aminoácidos. Este proceso solo puede ocurrir cuando hay suficiente ácido en el estómago.


Posteriormente, los nutrientes se asimilan en el intestino delgado. El hígado libera bilis de la vesícula biliar para digerir las grasas y el páncreas libera enzimas para ayudar a la asimilación. Aquí se procesan más proteínas y grasas. Lo que no se absorbe se traslada al intestino grueso para su eliminación.


Los carbohidratos, incluidos los vegetales, las frutas, los cereales y las legumbres, complican la digestión. Comprender lo que está involucrado en la digestión de carbohidratos aporta lógica a los principios de la combinación de alimentos y su papel en las enfermedades. Por esta razón los alimentos que son altos en estos ingredientes no son los más apropiados para formar parte de una dieta base (una gran mayoría de los alimentos industriales los incluyen) por lo que al momento de seleccionar los alimentos debemos respetar las combinaciones, no se trata de simplemente agregar cualquier cosa en el plato...


El intestino delgado es el principal órgano de digestión de los carbohidratos, dado su entorno alcalino. Los carbohidratos son difíciles de digerir para los perros debido a su corto sistema digestivo. Sin embargo, en las condiciones adecuadas, pueden digerir eficazmente una pequeña cantidad de carbohidratos con la ayuda de la amilasa secretada por el páncreas.


La combinación inadecuada de alimentos puede cambiar el pH tanto del estómago como del intestino delgado.


Cuando el pH del estómago está apagado, no puede liberar la cantidad de pepsina necesaria para digerir las proteínas correctamente, lo que permite que las proteínas pasen al intestino delgado antes de que tengan la oportunidad de descomponerse por completo. El ácido y lo alcalino se neutralizan entre sí y el intestino delgado es más alcalino que ácido. Si bien el estómago, con una solución ácida adecuada, puede descomponer las proteínas y los huesos, cuando agrega carbohidratos, el pH del estómago disminuye a medida que las secreciones de pepsina y ácido clorhídrico se reducen en casi un 75%. Esta mezcla cae en cascada hacia el intestino delgado, disminuyendo el pH.


En mis asesorías y masterclass te enseño a hacer una correcta combinación de los alimentos para no crear combinaciones dañinas o que puedan perjudicar la digestión del peludo.

Kommentare


bottom of page